Cómo educar a un cachorro paso a paso

La educación de un cachorro durante sus primeros meses de vida, influirá muy considerablemente en su carácter y temperamento. Aunque no debemos confundir educar a un cachorro con adiestrar, ya que no es recomendable adiestrar a un perro hasta que cumple al menos un año de edad.

Los cuidados esenciales de un cachorro y su educación van muy unidos, de forma que de nada sirve educarlo bien si no le damos los cuidados necesarios, ni cuidarlo bien si no lo educamos cómo se merece.

Vamos a repasar todos los detalles importantes que debemos conocer para poder educar a un cachorro correctamente. Es muy sencillo en realidad, así que simplemente necesitas invertir los próximos dos minutos de tu vida en leer 😉

educando a un cachorro

Cómo educar a un cachorro correctamente

Un cachorro es el equivalente a un niño pequeño en los humanos. Los cachorros sólo quieren comer, jugar, dormir y morder cosas. Es algo completamente normal que debemos asumir y permitir, siendo nosotros quienes con mucha pero que mucha paciencia y buen humor, les eduquemos correctamente.

Un perro de menos de tres meses es un autentico bebe al que debemos dejar descubrir mundo a su aire. De tres a seis meses debemos comenzar a educarlo poco a poco y sin obligaciones, con toda la paciencia del mundo. De seis a doce meses podemos ponernos un poco más serios con su educación y sólo a partir del año de edad podemos plantearnos adiestrarlo.

Si serias capaz de enfadarte porque un cachorro te muerda las zapatillas, la mano o la mesa del salón…. créeme cuando te digo que es mejor que no tengas perro. Si no tienes paciencia o tiempo para dedicar a la educación, alimentación, salud y paseos de un perro…. los gatos son una excelente opción.

cachorro comiendo

Cómo educar a un cachorro con su alimentación

Los cachorros de menos de dos meses de vida necesitan alimentarse a través de sus madres, mamando la leche materna. Si tu cachorro es menor de dos meses debes comprar leche especial para perros en una clínica veterinaria (la leche de vaca no sirve, debe ser especial para perros ya que no contiene lactosa).

Si es mayor de dos meses de edad podemos alimentarlo con un pienso especial para cachorros de razas grandes o pequeñas (depende de la raza de nuestro perro) o mediante alimentación natural para perros, también conocida cómo Dieta Barf.

Una vez tenemos su alimentación, lo importante es saber cómo dársela y cuando dársela. Hay que ceñirse a las cantidades de comida recomendadas para cachorros por el fabricante si hablamos de pienso o recomendadas en función del peso del perro si hablamos de Barf.

Debemos dividir la cantidad diaria total en tres o cuatro tomas, para que nuestro perro desayune, meriende, almuerce y cene. Cuando sea más mayor se puede valer con sólo tres tomas, dos cuando son mayores.

Es súper importante marcar unos horarios para cada toma y respetarlos, ya que nuestro cachorro en muy poco tiempo se adaptará a ellos y sabrá exactamente cuando le toca comer. Aunque no usen reloj….sabrán la hora mejor que tu.

Le pondremos la comida en un comedero limpio junto con agua fresca y limpia en su bebedero. Siempre deben tener agua a su disposición, no sólo en las comidas. Pasados diez minutos le retiraremos el comedero, si se lo ha comido todo estupendo. Si no se lo ha comido todo, le retiraremos igualmente el comedero y no le pondremos una nueva ración hasta la siguiente toma.

Cuando le enseñemos a nuestro cachorro a sentarse, algo que debemos tomarnos con mucha paciencia y humor, le enseñaremos también a que se siente antes de que le pongamos el comedero en el suelo. Cuando se siente, le ponemos el comedero y le felicitamos dándole también permiso para comer.

cachorro haciendo pis

Cómo educar a un cachorro para que haga sus necesidades fuera de casa

Es importante recordar que los cachorros que no tienen todas sus vacunas pueden enfermar si salen de casa. Normalmente tienen todas las vacunas a los tres meses, siendo el veterinario quien nos de las pautas.

Una vez que nuestro cachorro pueda salir a la calle, debemos ser muy estrictos con los paseos y salidas. Debemos marcar unas salidas obligatorias todos los días a la misma hora, de modo que el cachorro pueda salir por la mañana temprano, al mediodía, por la tarde y por la noche.

No es necesario que demos un paseo de una hora en cada salida, pero si que respetemos un mínimo de quince minutos para que nuestro perro se acostumbre a eso y a hacer sus necesidades en esos horarios. Un buen horario es por ejemplo una salida de quince minutos a las 8.00h antes de ir al trabajo, una salida de quince minutos al mediodía, una salida larga por la tarde, sobre las 18.00h ó 19.00h y una salida de quince minutos por la noche antes de acostarnos, a eso de las 22.30h ó 23.00h.

Es completamente normal que un cachorro haga pis y caca dentro de casa, nunca debemos regañarles por eso, ni mirarles mal. Cuando nuestro cachorro haga pis o caca dentro de casa, simplemente lo ignoraremos (antiguamente se comentaba que había que pasarles el hocico por el pis o la caca para que no lo volvieran a hacer, eso es un ERROR MONUMENTAL).

La forma de que nuestro cachorro aprenda a hacer pis y caca en la calle y no es casa, es mediante refuerzo positivo. Cuando estemos en la calle y nuestro perro haga pis o caca, le felicitaremos mucho y le daremos un premio (una galleta para perros por ejemplo). Es súper importante felicitarlo mucho siempre que haga sus necesidades en la calle. De la misma forma que es súper importante ignorarle por completo cuando las haga dentro de casa.

Hay cachorros que tardan un mes en aprender a no hacer pis y caca en casa, pero también hay cachorros que tardan cinco o seis meses en aprender lo mismo. Nunca debemos presionar a nuestro perro por hacerlo mal, simplemente debemos tener paciencia y nuestro cachorro aprenderá perfectamente.

Respetar los horarios de paseos / salidas, ayuda a nuestro perro a establecer unos horarios para hacer pis y/o caca. Por eso es muy importante respetar también los horarios desde el primer día.

cachorro mordiendo mano

Cómo educar a un cachorro para que no muerda cosas en casa o a nosotros

Ten presente que a los cachorros les salen los dientes de leche entre el primer y el tercer mes de vida. Después les salen los dientes definitivos, entre los cinco y los diez meses de vida. Esto significa que nuestro cachorro va a tener mucho dolor de encías y una enorme necesidad de morder cosas para aliviar su dolor.

Es súper importante tener desde el primer día un par de mordedores para perros en casa, bien de trapo o bien de goma especial (goma dura casi indestructible por un perro). Nuestro cachorro en realidad no hará mucho caso a los mordedores y preferirá morder nuestras zapatillas, nuestros calcetines, nuestro sofá, las patas de la mesa….. y un montón más de cosas.

Es algo completamente normal y es nuestra labor y obligación enseñarle que es lo que si puede morder y lo que no puede morder. Cuando nuestro perro nos muerda a nosotros o muerda algo que no debe, debemos reñirle e ignorarle. Un simple “shsss” junto con un suave toque en su cadera es más que suficiente.

Para enseñarle a usar los mordedores debemos incitarle, coger nosotros su mordedor y jugar con el a intentar quitárselo, a tirar de el (suavemente), a tirarlo y que lo busque, etc…. Le felicitaremos cuando juegue con el mordedor utilizando siempre refuerzo positivo.

Cuando muerda un mueble o a nosotros, le regañaremos y después cogeremos el mordedor y jugaremos con el. Cuando el muerda el mordedor entonces le felicitaremos y seguiremos jugando con el un rato.

Esta es la forma correcta de hacerle comprende a un cachorro que puede morder un juguete pero no lo demás. Con mucha paciencia y buen humor, nuestro cachorro aprenderá en pocas semanas a utilizar correctamente sus juguetes.

perro tirando de la correa

Cómo educar a un cachorro para que no de tirones de la correa

Este sea quizás uno de los ejercicios más complejos y que más tiempo tarda un perro en aprender. Más aun cuando se trata de un cachorro…. por lo que sinceramente te digo, que si no tienes un saco de paciencia, mejor no lo intentes.

Esta técnica hay que ponerla en práctica todos los días, desde los cuatro o cinco meses de edad. Hacerlo cuando el cachorro es más pequeño no tiene sentido, ya que no sabrá interpretar nada.

Cuando salgamos a pasear con nuestro cachorro y este de un tirón de la correa, debemos parar en seco y esperar a que el cachorro de vuelva hacia nosotros. Cuando lo haga la correa ya no estará tensa y reanudaremos la marcha.

Este ejercicio es muy sencillo de realizar pero muy complejo para un cachorro, puede costarle muchos meses de prácticas hasta que lo aprenda medianamente bien.

Si nuestro cachorro va muy adelantado con respecto a nosotros, podemos dar un giro brusco de 180º o de 90º haciéndole seguir nuestros pasos. Seguramente volverá a adelantarse por lo que repetiremos el giro otra vez y tantas veces cómo sean necesarias.

Existen correas especiales anti-tirones para perros, pueden serte de gran ayuda si tu perro tiene mucha fuerza. Son muy efectivas y recomendadas.

Algunos perros tardan seis meses en aprender a pasear, otros tardan tres meses y otros dos años…. Seguro que ahora entiendes lo de tener mucha, pero que mucha paciencia.

cachorro en su cama

Cómo educar a un cachorro para que duerma en su cama

Uno de los errores más comunes cuando llega un nuevo perrito a casa, es mimarlo en exceso y prestarle mucha atención, más de la adecuada incluso. A la hora de dormir especialmente, que es cuando más sensibles parecen ponerse.

Debemos poner una o dos camas para perros en casa, de forma que nuestro cachorro se acostumbre siempre a dormir en ellas. Nunca debemos subir a un cachorro a dormir con nosotros a la cama, ya que cuando sea mayor querremos que duerma en su cama y el no lo comprenderá.

A modo de ejemplo cuando llegó a casa mi primer cachorro hace ya mucho años… le pusimos una cama en el salón y otra en mi habitación. De forma que por el día el dormía en su cama del salón y por la noche en la de la habitación.

Los cachorros se despiertan muchas veces durante la noche, con ganas de jugar y hacer ruido. Incluso llorar si no les haces caso… así que piensate muy bien si poner dos camas o sólo una en el salón o cocina.

Si optas por solamente una cama, cuando se despierte por la noche y llore para que acudir a hacerles mimos debes ignorarlo por completo. Ya que si acudes el se acostumbrará y entonces llorará todas las noches. Sin embargo si lo ignoras sólo llorará unas cuantas noches y luego se acostumbrará.

perro en coche

Cómo educar a un cachorro para ir en coche

Es importante hacer viajes en coche con el cachorro desde muy pequeño, para que se acostumbre a ir en coche y tenga miedo cuando sea adulto. Debemos colocarlo en una parte del coche desde la que no pueda acceder a la zona del conductor.

El asiento trasero es un excelente sitio para ir con nuestro cachorro sin molestar al conductor, de forma que podamos jugar un poco con el y hacerle ver que los viajes en coche son en realidad muy divertidos.

Cuando sea más adulto, podemos ponerle un cinturón de seguridad especial para perros y que viaje con nosotros en coche sin problema.

Si te ha servido de ayuda toda esta información, ayuda a otras personas para que también puedan aprender leyéndola. Comparte esta publicación en tus redes sociales 😉 Gracias.