Consejos para que un Pitbull no sea agresivo

Todos nos sabemos la teoría de que los perros son cómo los educan los dueños y sobra decir, que es una teoría totalmente cierta. Sin embargo algunas razas de perro cómo el Pitbull tienen un carácter fuerte que no siempre resulta sencillo de dominar.

No es que los perros American Pitbull Terrier sean agresivos pro naturaleza, pero al ser perros muy fuertes en su edad adulta, sobra decir que mal educados pueden ser un peligro potencial, al igual que cualquier otra raza de perro de gran tamaño.

Por eso desde El Encantador de Perros vamos a daros unos buenos consejos para que un Pitbull no sea agresivo en su edad adulta, podéis tomarlos o dejarlos, pero no perdéis nada por ponerlos en práctica y podéis ganar mucho.

perro pitbull sentado

Enséñale a tu Pitbull ordenes básicas de forma intensiva

Puedes ver a muchas personas enseñando a su perro a ponerse a dos patas, a rodar sobre ellos mismos o incluso a hacerse el muerto, pero eso no te servirá de nada con tu perro Pitbull. Céntrate en lo realmente importante, las ordenes básicas.

Enséñale a tu American Pitbull ordenes básicas pero realmente importantes cómo “Ven aquí”, “Sentado” y “No”. Esas son las ordenes que realmente te van a servir de ayuda en caso de que tu perro se ponga agresivo de forma inesperada. Más información en: Cómo educar a un cachorro de Pitbull.

Y no basta con que el perro se siente o acuda a tu llamada cuando se lo pidas, debe hacerlo también en situaciones adversas cómo por ejemplo en presencia de otros perros ladrando o en lugares con mucho ruido donde pueda padecer estrés. Céntrate en esas ordenes y practicarlas a diario durante toda su vida.

educando a un pitbull adulto

Domina a tu Pitbull mostrándole quien es el macho Alfa

Esto no significa que debas ser agresivo con tu perro, ya que nunca, bajo ningún concepto debes ser agresivo con el ni mostrar agresividad delante de el. Ser el macho alfa simplemente significa educar a tu perro cómo parte de la manada.

Acostúmbralo desde cachorro a las siguientes cosas y el comprenderá sin problema que tu eres el macho Alfa:

  • Ordénale que se siente cuando le pones el comedero y no le dejes comer hasta que le des permiso. Para darle permiso, déjale sentado hasta que te mire a los ojos (el te buscará con la mirada).
  • Cuando esté comiendo, acostúmbralo a que tu puedes meter la mano en su comida tantas veces como quieras sin que se enfade, e incluso decirle que deje de comer por un momento o retirarle el comedero. El debe saber que tu puedes hacer eso siempre que quieras.
  • Cuando salgas o entres a casa con el, el siempre debe ser el último en salir y el último en entrar, siempre detrás de ti y del resto de humanos que te acompañen.
  • No permitirle nunca que nos sale encima o se nos suba con las patas delanteras.
  • Enséñale a comer de tu mano, no debe ser siempre pero debe aprender a comer muy despacito cuando tu decidas darle la comida con tu mano.
  • Primero comen los humanos, después el perro. Si tu perro desayuna, come y cena coincidiendo con tus horarios, no le des de comer hasta que tu hayas terminado y recogido tu comida.

Pitbull durmiendo en la cama

Enseña a tu APTB a respetar las normas de casa

Existen ciertas normas que tu perro debe respetar en casa, es importante que se las comencemos a enseñar desde cachorro para que se habitúe a ellas y las respete. Nunca te saltes una norma permitiendole que la ignore, porque con una sola vez ya sabrá que podrá hacerlo cuando quiera.

  • No le dejes subir al sofá, el tiene su cama para descansar.
  • No le dejes subir a tu cama ni dormir contigo, el tiene su cama.
  • No le permitas salir de casa si abres la puerta al cartero o a un vecino, el siempre debe permanecer detrás de ti.

Son sencillas ¿verdad? Pues te sorprendería saber la cantidad de gente que no consigue que su perro las respete simplemente porque en alguna ocasión decidieron dejarle pasar… debes estar siempre atento.

No utilices nunca la violencia ni la agresividad con tu Pitbull ni con nadie

Aunque te cueste creerlo los perros son extremadamente inteligentes, sobre todo los American Pitbull Terrier. Bastará con ver una sola vez una conducta inadecuada para que el piense que esa conducta es correcta.

Nunca debes usar la violencia ni la agresividad delante de tu perro, porque el lo verá, lo notará y pensará que eso es lo correcto e incluso que el también puede ser violento cuando lo crea conveniente.

Nunca uses la agresividad con tu perro, es decir no le pegues ni maltrates, porque el creerá que el maltrato es algo normal y puede maltratar a otros perros o personas. Por eso evita siempre toda conducta agresiva en su presencia y se calmado.

Cachorro de perro Pitbull

Desinhibe la mordida de tu Pitbull

Debes enseñarle desde cachorro que el no puede morder a un humano, ni a ti ni a nadie. Enseñarle a controlar la mordida a un Pitbull es algo fundamental y prioritario que debemos enseñarle desde cachorro.

Debemos enseñarle desde que tienes semanas de vida a no mordernos, bastará con chillar con un “Ayyy!!!!” seguido de un “No” cuando nos muerda jugueteando. Además debemos parar el juego de inmediato por unos minutos para que comprenda o piense que nos hizo daño y que morder está mal.

Repitiendo el ejercicio a diario conseguiremos desinhibir la mordida de nuestro cachorro de Pitbull. Es fundamental practicar solamente con cachorros ya que un perro adulto podría lastimarnos seriamente.

Socializa a tu Pitbull desde cachorro para que no sea agresivo

Socializar a un perro es muy sencillo, consiste en mezclarlo con su entorno para que se acostumbre a interactuar con el, a respetarlo, a conocerlo y a no asustarse ni dar paso a traumas.

Desde que tu Pitbull pueda salir a la calle, con unos tres meses de vida una vez tenga todas sus vacunas, sácalo a pasear y llévalo a parques de perros donde pueda conocer y jugar con otros perros y animales.

Debe acostumbrarse a que lo huelan, a que le riñan, a jugar y a respetar. Debe conocer también a más humanos y dejar que le toquen y acaricien a su antojo, eso es socializar.

socializando a un pitbull en un parque para perros

Enseña a tu Pitbull a respetar a todos los humanos

No basta con que tu Pitbull te respete a ti, tu perro debe respetar a absolutamente todos los humanos, sean quienes sean y tengan la edad que tengan. Nunca permitan que tu Pitbull le haga a una persona lo que no te haría a ti.

Es decir, no le dejes que gruña a un humano, no le permitas saltar sobre otros humanos, ni tampoco marcarlos. Aunque pienses que estos son falsos mitos sobre Pitbull, muchos de ellos son ciertos. Déjale bien claro que todos los humanos tienen preferencia sobre el, para que aprenda a respetarlos y evitar así que sea agresivo.

Gasta la energía de tu Pitbull y evita la soledad

Los APTB (American Pitbull Terrier) son perros con una gran cantidad de energia que necesitan gastar a diario. Y no, obviamente no basta con dar largos paseos, ellos necesitan correr junto a ti (puedes ir en bici o patines si lo deseas) y/o jugar con otros perros.

Deben ejercitarse y mucho para gastar su exceso de energia y sentirse realizados. Por otro lado, evita dejarlos por largos periodos de tiempo solos, los perros son animales de manada que odian la soledad.

Un Pitbull que dejes muchas horas solo en casa o que utilices cómo perro vigilante terminará desarrollando nerviosismo y con ello agresividad. No cometas ese error.

Pitbull corriendo

Nunca premies la excitación o nerviosismo de tu Pitbull

Es un gran error acariciar a un perro cuando está nervioso, temeroso o demasiado excitado. Porque entenderán que estar así es positivo y por eso les acaricias, mientras tu quizás pienses que simplemente le estas relajando.

Si tu perro se ha gruñido con otro perro y está nervioso, si simplemente ha ladrado a un gato o si lo ves demasiado excitado, ordénale que se siente y permanece así unos cuantos minutos hasta que se relaje.

Después puedes pasear con el, pero no lo acaricies nunca hasta que veas que está completamente relajado. Y esto es todo, siguiendo estos prácticos consejos conseguirás que un Pitbull no sea agresivo aunque surjan situaciones de estrés, es decir, tendrás un fantástico perro equilibrado.