El Bulldog Americano


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Bulldog Americano es un perro que deriva del Bulldog original y que tiene su origen en Estados Unidos. Aunque estuvo cerca de extinguirse a mediados del siglo XX, fue rescatado por los criadores Jhon Johnson y Alan Scott tras la II Guerra Mundial.

En este artículo hablaremos de un perro de tamaño mediano que destaca por su fortaleza física y su carácter dominante. Además, sus características hacen de él un perro muy polivalente, pudiendo actuar como vigilante del hogar o incluso como cazador.

Existen dos variantes de esta raza. La más común es conocida como “estándar”, y se caracteriza por tener una complexión atlética, mientras que la variante “bully” (también llamada la línea Johnson) es más musculosa, aunque las diferencias físicas entre ambos tipos son mínimas.

perro bulldog americano

Carácter del Bulldog Americano

Aunque en un principio pueda parecer que el Bulldog de América es una raza peligrosa, la realidad nos dice que se trata de un perro valiente pero no necesariamente agresivo, lo que le convierte en un magnífico guardián, dispuesto a proteger a aquellas personas en las que confíe.

En algunas ocasiones, especialmente si la educación no ha sido la adecuada desde que era un cachorro, el bulldog americano puede sentir un impulso de presa que le lleve a intentar cazar perros más pequeños que él, gatos o incluso aves de compañía, pudiendo ser poco adecuado como compañero para convivir en apartamentos.

Sin embargo, con una buena educación y una actividad física adecuada que satisfaga sus necesidades de libertad y desfogue, el bulldog debería ser capaz de controlar este instinto y convivir perfectamente con otros perros.

Características del Bulldog Americano

El bulldog americano es un perro que podemos considerar de un tamaño algo mayor que el mediano, con una altura que puede alcanzar los 67 centímetros en los machos y un par de centímetros menos en las hembras. Su peso es muy variable, aunque la mayoría de perros de esta raza sobrepasan los 30 kilogramos. Por lo general, los de la variante “estándar” son algo más ligeros que la “bully”, siendo esta disimilitud de peso su principal diferencia junto al tamaño del hocico, que es más alargado en el caso de los “estándar”.

Ambas variantes presentan una musculatura fuerte y bien definida en todo su cuerpo, especialmente en el cuello, las patas y la mandíbula, teniendo una mordida muy poderosa. Su lomo se encuentra ligeramente arqueado, al igual que su línea superior, aunque esto no supone ningún problema. Su cola es bastante gruesa, recta y acaba en punta.

En cuanto a su pelaje, el color predominante es el blanco, pero también existen combinaciones con otras tonalidades, generalmente con manchas de color marrón, gris o negro. El pelaje es corto y apretado, mientras que la textura del pelaje varía de un perro a otro, aunque por lo general es fina. Tiene la desventaja de que el pelo se le cae con frecuencia, por lo que recomendamos que se le cepille varias veces a la semana.

cachorros de bulldog americano

Educación del  Bulldog Americano

La educación del bulldog americano no es precisamente sencilla, pero se trata de un perro muy inteligente que puede llegar a ser totalmente obediente si sigue una correcta educación desde que es un cachorro. Para ello es necesario que el criador tenga una gran paciencia con él y una actitud positiva hacia el aprendizaje del perro, premiando cada vez que lo hace bien y no utilizando jamás ningún tipo de castigo que pueda herir física o psicológicamente a nuestro querido amigo con patas.

Los primeros pasos de su educación deben estar encaminados a la socialización, tanto con otros perros como con los seres humanos. Es de vital importancia que el can adquiera una relación de confianza con su entorno cercano para que pueda seguir desarrollándose mentalmente.

Una vez acabada la etapa de socialización podemos probar un entrenamiento más enfocado a la parte física de nuestro compañero. Habitualmente, el adiestramiento tradicional no suele dar resultados con el bulldog americano, siendo recomendable aplicar otros métodos de entrenamiento como los deportes caninos, en los que además podrá dar rienda suelta a su energía.

Cuidados para un Bulldog Americano

Las necesidades del bulldog americano se basan especialmente en tener actividad física periódica. Por ello, es recomendable que nuestro amigo peludo pueda disponer durante el día de un espacio al aire libre en el que correr libremente, ya sea un patio, un jardín o incluso una terraza grande. Por la noche o en situaciones de clima desfavorable siempre será preferible que el perro duerma bajo cubierto para evitar que pueda contraer enfermedades.

En caso de que no dispongas de ningún espacio al aire libre en tu vivienda, tendrás que sacar a pasear al menos tres veces al día al perro, a ser posible a algún lugar en el que pueda correr y ejercitarse sin estar atado. De no hacerlo, el bulldog podría volverse irascible.

A pesar de necesitar una gran atención para su desarrollo físico, una de las grandes ventajas que tiene el bulldog americano es que no requiere de excesivos cuidados estéticos, pues basta con un baño cada vez que esté sucio y un cepillado periódico.

Desde El Encantador de Perros recomendamos que se proceda al cepillado del perro entre tres y cinco veces cada semana, lo que ayudará a que nuestro compañero tengo siempre un pelaje fuerte y sano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here