El perro Samoyedo


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

El samoyedo es una raza del grupo de los spitz, que se distingue por tener el pelo blanco y tupido, característica que lo dota de gran belleza.

El samoyedo tiene varios apodos, como “sammy”, “sam” y “smiley”, ésta última por la expresión de su rostro, de perro feliz. Son populares por su sonrisa, lalmada “sonrisa Sammy”.

Los orígenes del nombre de la raza viene de los pueblos samoyedos, provenientes de la Siberia y Asia central. Las tribus samoyedas los utilizaban como perro de trabajo, para cazar, como perro guardián e incluso para tirar trineos.

samoyedo en la nieve

Carácter del perro Samoyedo

Es un perro juguetón, activo, leal y pacífico. Es también inteligente pero poco dado a obedecer porque su carácter es tozudo.

Les encanta masticar cosas, con lo cual si los dejamos solos en casa durante largo rato puede que nos encontremos con sorpresas.

Son sociables y les agradan especialmente las muestras de afecto. Son una buena compañia para los más pequeños de la casa.

Son perros con un cuerpo fuerte, así que no es conveniente dejarlos solos con niños de edad inferior a 8 años. Es fácil, que sin querer, les hagan daño jugando.

No son, en absoluto, perros agresivos. Igualmente, conviene darle una buena educación desde cachorros.

Acostumbran a tener una persona favorita, si bien se lleva genial con todos los miembros de la familia. Tiene instinto cazador y le gusta perseguir otros animales, como por ejemplo los gatos.

Características de la raza Samoyedo

El samoyedo es de tamaño mediano cuyo peso se sitúa entre los 17 a los 33 kg. Es una raza de complexión fuerte y su cuerpo es ligeramente más largo que alto.

Sus ojos son oscuros, negros o marrón y de forma almendrada. La nariz es negra aunque puede variar su color dependiendo de la época del año, sin embargo los bordes siempre deben ser negros, sino implicaría algún tipo de anomalía.

Las orejas poseen una forma triangular, algo redondeadas en los extremos. Pueden ser de un color marrón claro.

La cola es muy característica ya que tiene forma de gancho y se apoya sobre su espalda.

Los samoyedos tienen una doble capa de pelo. La capa externa es densa y gruesa mientras que la interna es mucho más ligera y suave.

Aunque el color más popular del samoyedo es el blanco, se admiten otros colores como el color crema o blanco con combinación de marrón claro.

samoyedo perro

La educación de Samoyedo

Es un perro listo pero dado a hacer la suya. Será necesario disponer de grandes dosis de paciencia porque, además, tiende a distraerse y no prestar mucha atención a aquello que se le dice.

El mejor método para educarlo es el refuerzo positivo, es decir, recompensarlo con una golosina o caricia cuando haga aquello que le hemos mandado.

Debemos comportarnos como los líderes de la manada, él es quien nos debe obedecer, no al contrario. Hay que ser firmes en la educación pero nunca utilizar castigos físicos. Una buena educación pasa porque el dueño se muestre tranquilo, no agresivo o nervioso. Piensa que tu peludo nota tus emociones.

Como sucede con todas las razas, hay que socializarlo desde cachorro para que aprenda a estar en compañía de desconocidos y otros perros.

Cuidados recomendados

El samoyedo necesita una rutina, ya que así estará más tranquilo. Es decir, procuraremos sacarlo a las mismas horas y tener unos horarios para darle la comida.

El samoyedo necesita compañía para evitar que en casa haga destrozos y ejercicio físico. Lo ideal es disponer de una casa con jardín. Es complicado que se adapte a la vida en un piso o apartamento a no ser que le ofrecemos unos buenos paseos a diario para que queme su energía. La actividad física recomendada para el samoyedo es media, unos 2 o 3 paseos diarios de 20 minutos cada uno, serán suficientes. Además, es conveniente que lo llevemos a realizar algún tipo de actividad algo más intensa una vez por semana. Cabe tener en cuenta que un exceso de ejercicio es perjudicial para los perros de esta raza. En verano se cansa con más facilidad, ya que no tolera la calor. Hay que ser cuidadosos en este aspecto y no sacarlo a pasear durante las horas de sol intenso.

En cuanto al cepillado, necesita una frecuencia de tres veces semanales mínimo (si puede ser a diario, mejor). Es mejor empezarlos a cepillar desde cachorros, ya que así se acostumbran pronto.

Su pelo claro se ensucia fácilmente y lo tendremos que bañar al menos una vez cada tres meses si no queremos que se vea sucio. Si optamos por bañarlo en casa debemos usar un champú especial y secarlo con la ayuda de un secador.

Los samoyedos tienen facilidad para coger peso, así que no es bueno que le demos más comida de la cuenta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here