Enfermedades comunes en perros


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Al igual que pasa con las personas los perros también pueden enfermar. Conocer los diferentes síntomas de las enfermedades más comunes puede ayudarnos a reaccionar a tiempo y a evitar males mayores. Por lo tanto, el dueño debe estar bien informado para detectar lo antes posible cualquier indicio de malestar en su compañero peludo.

Tal y como dice el refrán más vale prevenir que curar. Por este motivo, las vacunas se convierten en nuestras mejores aliadas a la hora de evitar que nuestros perros se pongan enfermos. Gracias al calendario de vacunación podemos saber qué vacunas debemos ponerles, por lo que es necesario seguirlo de manera estricta.

A continuación se explican cuáles son las enfermedades más comunes en nuestros amigos de cuatro patas, así como su síntomas, de esta forma podremos identificarlas para su posterior tratamiento.

No te pierdas: Síntomas comunes del cáncer canino

perro en veterinario

El moquillo

El moquillo es una enfermedad que preocupa especialmente a los dueños. Suele afectar a los cachorros y a los perros de avanzada edad, siendo tremendamente contagiosa. Es causada por el virus del moquillo y afecta al sistema digestivo, al sistema nervioso y a las vías respiratorias. En los casos más graves puede llegar a ser mortal.

Los síntomas del moquillo pueden aparecer desde los primeros días hasta incluso las tres semanas después del momento en el cual se produjo la infección. Si tu perro presenta alguno de los síntomas que se señalan a continuación no dudes en llevarlo rápidamente al veterinario: pérdida de apetito y sed, mocos en la zona de la nariz y de los ojos, diarrea, vómitos, dificultad al respirar, fiebre, convulsiones o heces con sangre.

Actualmente no existe ningún tratamiento que cure la enfermedad, por lo que la vacunación se convierte en la principal prevención. A pesar de ello, el veterinario te informará de los cuidados que debes proporcionarle a tu compañero para aliviar sus síntomas. Además, también tendrás que tomar una serie de medidas para aislarlo en el caso de que tengas otros animales en casa que se puedan contagiar.

La Leishmaniosis

Esta enfermedad es causada por la picadura de un mosquito, el cual se convierte en el portador del virus al haber picado previamente a un perro infectado. Puede ser muy grave y de no detectarla a tiempo puede causar la muerte de nuestro compañero.

Los síntomas no tienen porqué aparecer de inmediato, existen casos en los cuales el perro no ha mostrado ninguna señal de malestar hasta varios meses después de la picadura. Los síntomas más comunes son: pérdida evidente de peso, fiebre, decaimiento, úlceras cutáneas, falta de pelo alrededor de los ojos, piel seca, hemorragias nasales e incluso cojera.

Al igual que el moquillo no existe tratamiento alguno para curar esta enfermedad, pero el veterinario podrá mandarle a tu perro algunos medicamentos que mejoren su calidad de vida. En el mercado existen sprays, pipetas y collares repelentes que disminuirán las posibilidades de contagio. Además, también existen vacunas preventivas.

perro enfermo

La dirofilariasis canina

La dirofilariasis canina, más comúnmente conocida como la enfermedad del gusano del corazón, también se transmite a través de la picadura de un mosquito, el cual infecta al perro al transmitirle las larvas del gusano parásito Dirofilaria. Una vez en el interior del animal estas larvas se reproducen afectando sobre todo a su corazón.

Si esta enfermedad no se diagnostica a tiempo puede causar la muerte de nuestro amigo, por lo cual has de estar muy atento si tu perro presenta alguno de estos síntomas: tos, pérdida de peso, falta de apetito, desmayos, cansancio o hemorragias nasales.

No dudes vacunar a tu perro para prevenir esta enfermedad, pero en el caso de que lo hagas es necesario realizar un test previo para comprobar que el perro aún no está infectado, ya que de lo contrario la vacuna podría provocarle una reacción anafiláctica. También existen pastillas para evitar el contagio, las cuales deben ser administradas una vez al mes.

El parvovirus

Se trata de un virus mortal que suele aparecer sobre todo en los cachorros menores de tres meses. Afecta al sistema digestivo y suele tener unos diez días de duración. Los síntomas más frecuentes de esta enfermedad son: deshidratación, vómitos, diarrea, falta de apetito, debilidad, apatía y heces con sangre.

Para reducir el riesgo de contagio es necesario vacunar al cachorro, además de desparasitarlo. Si a pesar de tomar estas medidas tu perro presenta algunos de los síntomas mencionados anteriormente, debes acudir de manera inmediata al veterinario, ya que detectar la enfermedad a tiempo puede salvarle la vida.

La artritis canina

Este trastorno articular suele aparecer en perros de edad avanzada. Afecta a las articulaciones, las cuales se deterioran a causa de la degeneración del cartílago articular. Los síntomas de esta enfermedad son fáciles de detectar, ya que el perro puede presentar cojera constante, dificultad al levantarse o al moverse e incluso manifestar dolor.

Existen una serie de ejercicios específicos los cuales son muy recomendables en estos casos. Además, es imprescindible que le cambies la dieta a tu mejor amigo, de esta manera le ayudarás a mejorar su calidad de vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here