Perro lobo Checoslovaco


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El perro lobo checoslovaco es una raza muy reciente, nacida en la segunda mitad del siglo XX tras el cruce de un lobo de los Cárpatos con un pastor alemán. Por este motivo presenta una serie de características físicas muy similares a las del lobo.

A pesar de ser más pequeño que un lobo común, sigue siendo un perro grande en comparación con la media y que destaca por su portentosa musculatura, pudiendo soportar una importante carga física.

Además, gracias a su pelaje puede adaptarse muy bien al frío, siendo una buena opción como perro pastor.

Si tienes alguna duda acerca de esta raza a continuación te explicaremos cuáles son las características más notorias de estos perros, así como algunas recomendaciones para ofrecer a tu compañero los mejores cuidados y maximizar su bienestar.

perro lobo checoslovaco 2
Ejemplar de Perro lobo Checoslovaco

¿Cómo es el temperamento del Perro lobo Checoslovaco?

Al tratarse de un perro que desciende directamente del lobo todavía conserva buena parte de su carácter, siendo un can muy temperamental al que hay que educar correctamente para que pueda vivir con otros humanos o perros en total armonía.

Aunque su carácter pueda parecer complicado, una vez que se entabla una relación de confianza entre el perro lobo checoslovaco y sus compañeros humanos, el can demuestra una gran fidelidad y lealtad hacia nosotros, no dudando en utilizar su fuerza para defendernos en caso de que lo necesitemos.

Como los lobos, también presenta un carácter muy curioso, gustándole conocer todo aquello que le rodea. Además, no suele tener miedo a nada, lo que puede llegar a ser un arma de doble filo si no se le enseña a diferenciar entre las cosas peligrosas para su integridad y aquellas que no lo son. También es un perro al que le puede costar controlar sus instintos, sobre todo en aquellas situaciones en las que presienta peligro.

¿Cómo son los Perros lobo Checoslovacos?

La apariencia física del perro lobo checoslovaco es muy similar a la de los lobos autóctonos de los Cárpatos, aunque de un tamaño algo más pequeño. Aun así, su peso supera los 25 kilogramos en el caso de los machos (20 kg para las hembras) y su altura media oscila entre los 60 y los 65 centímetros.

El perro lobo checoslovaco comparte con el lobo su cuerpo musculoso, las patas largas, la cola ligeramente curvada y levantada, la nariz y los ojos pequeños en comparación con el resto de la cara y, especialmente, las pequeñas orejas triangulares y erectas.

La tonalidad de su pelaje también puede llevar a confundir al perro lobo checoslovaco con un lobo común, pues todos son de color gris. Sin embargo, existe una amplia gama dentro del color gris que va desde un gris suave a prácticamente el negro. Su pelaje está pensado para soportar las bajas temperaturas invernales, siendo recto, muy denso y cubriéndole todo el cuerpo.

perro lobo checoslovaco cachorros
Cachorros de Perro lobo Checoslovaco

Cómo educar a un Perro lobChecoslovaco

En el caso del perro lobo Checoslovaco la educación cobra todavía más importancia, pues sin una buena educación desde que es un cachorro será imposible conseguir que conviva adecuadamente durante su etapa adulta.

Por este motivo, desde El Encantador de Perros recomendamos que solo aquellas personas con experiencia previa en la educación de perros se decidan a adoptar a uno de estos pequeñines.

Tradicionalmente el método empleado para adiestrar a estos perros era muy similar al utilizado para el adiestramiento de otras bestias salvajes, basado en la dominancia del humano sobre el animal, pero ha quedado ampliamente demostrado que este método es inefectivo, siendo mucho más adecuado hacer uso de un adiestramiento positivo del perro que permita generar una relación de confianza entre ambas partes.

Durante sus primeros meses de vida, es importante incidir en su socialización, para evitar que puedan volverse agresivos con otras personas, especialmente desconocidos.

Una vez que se haya superado esta etapa es posible enfocar su educación para que se convierta en un perro pastor, siendo una de las mejores razas para realizar esta función.

Cuidados para un perro lobo checoslovaco

El Perro lobo Checoslovaco necesita de un cuidado constante de su pelo para mantenerlo en buen estado, siendo recomendable cepillarlo una vez al día, especialmente en invierno, pudiendo reducir ligeramente esta frecuencia en los meses de verano.

Esto se debe a la diferencia de pelaje entre las dos estaciones, pues entre ambas realiza una muda en la que pierde todo su pelo, no siendo recomendable convivir con él para aquellas personas que sufran alergia.

Se trata de un perro pensado para vivir en libertad y que necesita una gran actividad física para mantenerse en forma, siendo muy difícil que se canse incluso en sus últimos años de vida. Por lo general prefiere estar al aire libre que entre cuatro paredes, aunque también es un perro que necesita mucho cariño y al que le agrada que le presten atención y jueguen con él.

Si hablamos de salud, el perro lobo checoslovaco es más resistente que la mayoría de perros, motivado en parte por su adaptación a las condiciones climáticas de frío, lo que le confiere mejores defensas que otros perros frente a las enfermedades. Por desgracia, se trata de un perro propenso a sufrir displasia de cadera, una enfermedad ósea degenerativa que se contrae durante el primer año de vida y que puede provocar a nuestro amigo peludo dolores en la zona femoral, impidiendo que pueda caminar correctamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here